Sonetos lovecraftianos.

Tres poemas escogidos de “Los hongos de Yuggoth”, de H.P.Lovecraft.

BESTEZUELAS NOCTURNAS

No sabría decir de qué criptas salen arrastrándose,
Pero cada noche veo esas criaturas viscosas,
Negras, cornudas y descarnadas, con alas membranosas
Y colas que ostentan la barba bífida del infierno.
Llegan en legiones traídas por el viento del Norte
Con garras obscenas que cosquillean y escuecen,
Y me agarran y me llevan en viajes monstruosos
A mundos grises ocultos en el fondo del pozo de las pesadillas.

Pasan rozando los picos dentados de Thok
Sin hacer el menor caso de mis gritos ahogados,
Y descienden por los abismos inferiores hasta ese lago inmundo
Donde los shoggoths henchidos chapotean en un sueño dudoso.
Pero ¡ay! ¡Si al menos hicieran algún ruido
O tuvieran una cara donde se suele tener!

SIRENAS PORTUARIAS

Por encima de viejos tejados y agujas desconchadas

Las sirenas del puerto cantan durante toda la noche;

Gargantas venidas de puertos extraños, de blancas playas lejanas

Y océanos fabulosos, concertadas en coros abigarrados.

Ajenas unas a otras, no se conocen entre sí,

Pero todas, por obra de alguna fuerza oscuramente concentrada

Desde abismos ensimismados más allá del curso del Zodiaco,

Se funden en un misterioso zumbido cósmico.

A través de vagos sueños organizan un desfile

De formas aún más vagas, insinuaciones y visiones;

Ecos de vacíos exteriores e indicios sutiles

De cosas que ni ellas mismas pueden definir.

Y siempre en ese coro, tenuamente entreveradas,

Captamos algunas notas que ningún buque terrenal emitió jamás.

AZATHOTH

El demonio me llevó por el vacío sin sentido

Más allá de los brillantes enjambres del espacio dimensional,

Hasta que no se extendió ante mí ni tiempo ni materia

Sino sólo el Caos, sin forma ni lugar.

Allí el inmenso Señor de Todo murmuraba en la oscuridad

Cosas que había soñado pero que no podía entender,

Mientras a su lado murciélagos informes se agitaban y revoloteaban

En vórtices idiotas atravesados por haces de luz.

Bailaban locamente al tenue compás gimiente

De una flauta cascada que sostenía una zarpa monstruosa,

De donde brotaban las ondas sin objeto que al mezclarse al azar

Dictan a cada frágil cosmos su ley eterna.

“Yo soy Su mensajero”, dijo el demonio,

Mientras golpeaba con desprecio la cabeza de su Amo.

Howard Phillips Lovecraft, escritor introvertido, renovador del género de terror, gatófilo y misántropo hasta la médula.

Una rápida semblanza a Zdzislaw Beksínski.

Zdzisław Beksiński fue un pintor, fotógrafo y escultor polaco cuyos trabajos (siempre carentes de nombre) conocí gracias a las portadas de los cronicones que la editorial Valdemar dedicó a la narrativa completa de H.P.Lovecraft; ahora que me he familiarizado con el artista, no me cabe duda de que casa completamente con el estilo del escritor.

Artista caracterizado por un ambiente pesadillesco, surrealista en la línea de Dalí (aunque mucho más siniestro) en tanto que se dejaba seducir por lo onírico, Beksiński tuvo que aguantar la muerte de su esposa y el suicidio de su hijo.

Su prolífica obra puede dividirse en tres claras etapas: la “fantástica” (de los tardíos sesenta a principios de los ochenta), en la que encontramos sus trabajos más llamativos, intensos, aclamados y, por lo general, indescifrables (pues el mismo artista comentó que la mayoría de sus pinturas lo eran)…

… una segunda etapa orientada más (gracias o por culpa de la fama que adquirió en Europa occidental, sobre todo en Francia) hacia la abstracción, el uso de un color predominante ante un ambiente que, figurativo o no, nos choca y también la abundancia de cruces y horizontes.

Una última etapa (los ’90, una década horrible para él) la pasó experimentando con el ordenador y la fotografía. Los trabajos resultantes parecen más bien una mezcla de los dos periodos anteriores, aunque suelen predominar los leitmotivs del segundo. Como cabe esperar, sus trabajos computarizados de esta época quedan exentos del subyugador estilo que los predecesores conseguían con los óleos, aunque se sigue encontrando a Zdzisław en ellos.

 

 

A los interesados en este inquietante artista, recomiendo visitar su web:

http://www.beksinski.pl/

Un post de taringa bien cargado de cuadros del autor:

http://www.taringa.net/posts/arte/13472395/Zdzislaw-Beksinski_-una-aplicacion-plastica-del-miedo.html

 

 

 

 

 

.dne yppaH s’ýkspiL hciřdlO

Dos películas habré visto en mi vida invertidas cronológicamente: “Irreversible” y, en una medida mucho más amplia y general, “Happy end” del checo  Oldřich Lipský; la primera me pareció el largometraje más innecesariamente violento que jamás me había echado en cara, la segunda, el mayor derroche de ingenio y oportunismo jamás visto, y además sin precedentes (que yo recuerde).

Pues la película en cuestión no se limita a colocar las escenas en orden inverso, sino que está literalmente del revés (las personas caminan hacia atrás, las muertes son “nacimientos”, la comida no se come, se devuelve, etc). A priori parece un proyecto descabellado y absurdo, pero sólo la mente del autor de “Limonadovy Joe” y “Nick Carter in Prague” podría haberle sacado tanto partido a la idea y haberla llevado a cabo prácticamente sin fallos (el momento del tren…).

Pero es que además, tenemos la voz en off del protagonista que nos cuenta lo que piensa, lo que opina sobre los sucesos que tienen lugar a su alrededor, tal y como nosotros los vemos, es decir, del revés. Tenemos así, obviamente, dos historias completamente distintas: la historia real, sólo que al revés, y la historia resultante de contarla al revés. Procederé así a hacer una breve sinopsis de ambas (se recomienda no leerla a interesados que aún no la hayan visto, contiene spoilers):

-La historia original:

1.-Un hombre felizmente casado, llamado Bedřich (Béda), salva un día a una damisela que se encuentra en un edificio en llamas.

2.-La joven, virgen y bella, se enamora de él y tienen una cita en su casa.

3.-Llega la esposa, discuten.

4.-La joven intenta suicidarse en numerosas ocasiones, pero Béda lo evita.

5.-Aunque los padres de ella no lo aceptan, nuestro protagonista comienza a salir con la damisela y le pide el matrimonio.

6.-Se casan; en un escaparate cercano, el marido ve a su ex-mujer.

7.-Tras la ceremonia, ella pierde la virginidad en la noche de bodas.

8.-En la luna de miel, Béda salva a un joven de ahogarse, e inmediatamente el joven empieza a insinuársele a su mujer.

9.-El prota, de profesión carnicero, espía a su mujer y descubre que ha planeado varias citas con el joven.

10.-Un día, llega antes a casa y descubre que su mujer está allí con el amante.

11.-Tras una pelea que acaba destrozando la habitación, lanza al amante por la ventana y da muerte a su esposa con un puñal directo al pecho.

12.-Descuartiza a su esposa muerta en el baño y la guarda en una maleta.

13.-De camino al lugar donde se desharía de la maleta, lo detiene la policía.

14.-Le condenan a muerte y, tras un breve periodo en prisión, le guillotinan.

15.-La cabeza cae rodando, y FIN.

-La historia resultante al contarla al revés:

1.-Béda nace siendo sólo una cabeza.

2.-Rueda hasta su cuerpo, y le llevan a la cárcel, donde será instruido.

3.-Tras un breve periodo de tiempo, le sacan de allí y le dan una maleta que contiene a su futura esposa, aún sin ensamblar.

4.-Él llega a su casa y monta a su mujer (al son de la soberbia “The thieving Magpie”, de Rossini).

5.-La acciona asestándole una puñalada en el pecho.

6.-Entonces, su amante llega “con la insolencia que le caracteriza” volando por la ventana.

7.-Béda obliga al amante de su mujer a que le ayude a ordenar la habitación.

8.-Tras una violenta discusión (cuyos asertos, por supuesto, han sido invertidos cronológicamente), los adúlteros echan de la casa al carnicero.

9.-Él la espía y descubre que sigue teniendo citas con su amante.

10.-Un día en la playa, ante un público que no hace más que aplaudirle, lleva al amante de su mujer hasta el mar y allí lo ahoga.

11.-Béda le devuelve la virginidade a su mujer.

12.-Se divorcia de su mujer, se la devuelve a la familia a la que pertenecía, y se enamora de otra mujer a la que echa el ojo en un escaparate.

13.-Intenta deshacerse de su antigua mujer en numerosas ocasiones, pero le resulta imposible.

14.-Intenta matarla, pero le resulta imposible.

15.-Finalmente, la lleva a un edificio en llamas y allí la deposita para no volver a verla. Pasará el resto de su vida con su nueva (¿o antigua?) esposa.

Lo dicho: imprescindible, disparatada, ingeniosa…

Sólo me resta dejar los enlaces (de Mi ser en celuloide, un blog de corta vida que prometía mucho):

PD. Los subtítulos dejan mucho que desear.