Declaraciones (in)necesarias: Exaprupto poesco.

¡¿¡¿Sylvester Stallone va a dirigir una película sobre la vida de Edgar Allan Poe?!?!

Creo que sólo es un proyecto, pero no me entra en la cabeza una incongruencia de tales dimensiones. Por ello, comunico que escribo este post con el único objeto en mente de concienciar y movilizar a todos los perseguidores de cuervos, asiduos de cementerios, amantes de gatos negros, víctimas del Ángel de lo singular, bebe-absentas, vedores de esqueletos y oyentes del Tekeli-li: hemos de levantarnos y hacer todo lo posible por que a Stallone le sobrevenga alguna “desgracia arbitraria” que le impida hacer que ese proyecto vea la luz del celuloide.

Pero hablando seriamente, esto sólo puede acabar de dos formas: o bien el actor de Rocky Balboa nos sorprende (enormemente) al rodar y guionizar una obra de arte, o bien, con mayor probabilidad, nos horrorizará con un Poe lobotomizado, que en lugar de emborracharse mata palestinos y en vez de escribir sonetos se enfrenta pugnísticamente contra sus coetáneos.

En fin, solamente quería desahogarme un poco y aconsejar a cada idólatra como yo del último romántico americano que se prepare, porque pronto podría surgir ante nuestras narices la primera película biográfica de Edgar Allan Poe…

…dirigida por, sí… ¡¿¡¿Sylvester Stallone?!?!

Chinería königsberguense y demás aforismos nietzscheanos en contra de la religión en general

A continuación, varios escritos misceláneos de Friedrich Nietzsche:

Escritos sobre la Décadence:

“Consecuencias de la décadence”

El vicio, la viciosidad,

la enfermedad, la morbosidad,

el crimen, la criminalidad,

el celibato, la esterilidad,

el histerismo, la debilidad de la vluntad, el alcoholismo,

el pesimismo, el anarquismo.

“El concepto Décadence”

Los desechos, los escombros, los desperdicios no son algo que haya que condenar en sí: son una consecuencia necesaria de la vida, del crecimiento de la vida. El fenómeno de la décadence es tan necesario como cualquier subida y avance de la vida: no está en nuestras manos eliminarlo. La razón quiere, por el contrario, que a la décadence se le otorgue su derecho.

Es un oprobio para todos los sistemáticos socialistas el que opinen que podría haber circunstancias, combinaciones sociales, en las cuales el vicio, la enfermedad, el crimen, la prostitución, la indigencia ya no seguirían creciendo… Pero eso significa condenar la vida… Una sociedad no es libre de seguir siendo joven. E incluso en medio de su mejor fuerza, tiene que producir basura y materiale de desecho. Cuanto más audaz y enérgicamente proceda, tanto más abundante será en desgraciados, en malformados, tanto cerca estará del hundimiento. La vejez no se elimina con instituciones; tampoco la enfermedad; tampoco el vicio.

“Sobre el concepto décadence”

1.-El escepticismo es una consecuencia de la décadence: lo mismo que el libertinage del espíritu.

2.-La corrupción en las costumbres es una consecuencia de la décadence: debilidad de la voluntad, necesidad de estimulantes fuertes…

3.-Los métodos de cura, los psicólógicos, los morales, no modifican el curso de la décadence, no lo detienen, son psicológicamente nulos: intelección de la gran nulidad de esas arrogantes “reacciones”,

:son formas de narcotización contra ciertas derivaciones fatales, no expulsan el elemento mórbido,

:son a menudo tentativas heroicas de anular al hombre de la décadence, de imponer un mínimo de su nocividad.

4.-El nihilismo no es una causa, sino sólo la lógica de la décadence.

5.-El “bueno” y el “malo” son únicamente dos tipos de décadence: están relacionados en todos los problemas fundamentales.

6.-La cuestión social es una consecuencia de la décadence.

7.-Las enfermedades, sobre todo las de nervios y las de cabeza, son indicios de que falta la fuerza defensiva propia de la naturaleza fuerte; también habla en favor de esto la irritabilidad, de tal modo que placer y displacer se convierten en problemas superficiales.

Las ideas modernas como ideas falsas:

Libertad,

derechos iguales,

humanitarismo,

compasión,

el genio,

malentendido democrático, malentendido pesimista, malentendido de la décadence,

el pueblo,

la raza,

la nación,

democracia,

tolerancia,

el milieu,

utilitarismo,

civilización,

emancipación de las mujeres,

educación popular,

progreso,

sociología.

Los hiperbóreos.

Más allá del norte, del hielo, del hoy,

más allá de la muerte, aparte,

¡nuestra vida, nuestra felicidad!

Ni por tierra

ni por agua

puedes encontrar el camino

hacia nosotros los hiperbóreos:

así lo vaticinó de nosotros una boca sabia.

El Anticristo, (2)

¿Qué es bueno? -Todo lo que eleva el sentimiento de poder, la voluntad de poder, el poder mismo en el hombre.

¿Qué es malo? -Todo lo que procede de la debilidad.

¿Qué es felicidad?-El sentimiento de que el poder crece, de que una resistencia queda superada.

No apaciguamiento, sino más poder; no paz, ante todo, sino guerra; no virtud, sino vigor (virtud al estilo del Renacimiento, virtù, virtud sin moralina).

Los débiles y malogrados deben perecer: artículo primero de nuestro amor a los hombres. Y además, se debe ayudarlos a perecer.

¿Qué es más dañoso que cualquier vicio?-La compasión activa con todos los malogrados y débiles: el cristianismo.

El Anticristo, (Ley contra el cristianismo, cap.60) Mis exigencias:

1.-Evítese el trato con quienes, antes y después, conitúan siendo cristianos -y esto por razones de limpieza.

2.-Teniendo en cuenta los casos en que es evidente que el cristianismo es una mera consecuencia y un mero síntoma de debilidad nerviosa, evítese por todos los medios que, a partir de tales focos, se propague la infección.

3.-Que la Biblia es un libro peligroso, que hay que aprender a tener cautela con ella, que no es lícito ponerla sin más en manos de edades inmaduras.

4.-Que se considere, que se trate a los sacerdotes como a una especie de chandala.

5.-Limpiar todos los lugares, instituciones, educación, de la contaminación del sacerdote.

6.-Festividades y santos “redentores”.

7.-Datación del tiempo.

 

Friedrich Nietzsche, filósofo, ensayista e insano mental alemán.

El paradigma del bonobo.

Un poco de cultura general sobre el BDSM:

Para los exegéticos amantes de la literatura, “La historia de O” de Pauline Réage, “Los 120 días de Sodoma” del Marqués de Sade o cualquier poemario de Bob Fianagan. Si bien es cierto que Bukowski trata el sexo en sus obras, no recuerdo ningún título en el que se trate el BDSM como tal. Aun así, y sólo porque le adoro, recomendaré los relatos de “La máquina de follar” o los que se encuentran en “Eyaculaciones, erecciones, exhibiciones”.

Cine BDSM en “Bathory”, “Ichi-the Killer” (película llena de barbaridades), y como no, la adaptación de la anteriormente citada novela de Sade por Pier Paolo Pasolini.

Para cómics: Shintaro Kago (ya hablaré en otro momento de él), guro en general, Guido Crepax y “Alicia y las ratas” de elchinodepelocrespo (que pasa por ser, indudablemente y en mi opinión, el mejor guioista de cómic actual).

En cuanto a la música Judas Priest puede ser un buen ejemplo, además de que la mayoría de bandas de black metal están inspiradas en el BDSM

Eso es todo. Lo bueno, si breve…

No subo el cuervo porque está ya muy visto…

El gusano conquistador.

(Edgar Allan Poe)

¡Mirad! ¡Es noche de fiesta
dentro de estos últimos años desolados!
Una muchedumbre de ángeles alados, ataviados
con velos, y anegados en lágrimas,
está sentada en un teatro, para ver
una comedia de esperanzas y temores,
mientras la orquesta a intervalos suspira
la música de las esferas.

Los mimos, hechos a imagen del dios de las alturas,
musitan y rezongan por lo bajo,
y corren de acá para allá –
Puros muñecos que van y vienen
al mando de vastos, informes seres
que cambian las decoraciones de un lado a otro
sacudiendo de sus alas de cóndor
el invisible infortunio.

¡Oh, que abigarrado drama! – ¡Ah, estad ciertos
de que no será olvidado!
Con su fantasma perseguido, sin cesar, cada vez más,
por una muchedumbre que no puede pillarlo,
cruzando un círculo que gira siempre
en un mismo sitio.
Y mucho de locura y más de pecado
y horror, el alma de la trama.

Pero mirad: entre la música barahúnda
una forma reptante se introduce,
un ser rojo sangre que viene retorciéndose
de la soledad escénica.
¡Se retuerce! – ¡Se retuerce! – con mortales angustias,
a los mimos toma por pasto,
y los serafines sollozan ante los colmillos de aquella sabandija
empapados en sangraza humana.

¡Desaparecen – desaparecen las luces – desaparecen todas!
Y sobre todas aquellas formas tremulantes
el telón, paño mortuorio,
baja con el ímpetu de una tempestad.
Y los ángeles, todos pálidos, macilentos,
se levantan, se quitan los velos, y afirman
que aquella obra es la tragedia del hombre
y su protagonista el Gusano conquistador.

 

Edgar Allan Poe, escritor, hombre amargado y borracho norteamericano.

You cannot sedate all the things you hate!

Marilyn Manson está olvidado: eso es una verdad innegable. Podemos encontrar conmiseración, sin embargo, al recordar a solaz los discos de sus principios: “Antichrist Superstar”, “The golden age of grotesque” o “Smells like children”; siempre ha sido abundante en canciones estrafalarias o con ritmo endiablado como “Wormboy”, “Doll-Dagga Buzz-Buzz Ziggety-Zag”, “Fuck Frankie”, “Shitty Chicken Gang Bang”, “(s)Aint”,etc. No obstante, cuando se trata de recordar el lado más creativo, más bizarro de MM, siempre me inclino por su primer álbum: “Portrait of an american family”. Así pues, creo un trabajo tan infernalmente ignorado debe ser mencionado solamente en algún lugar también infernalmente ignorado, como es este blog.

En fin, el disco ya comienza con un preludio que me vuelve loco, “The family trip”, basado en la novela de Roald Dahl “Charlie y la fábrica de chocolate”. Dicho preludio consiste en Marilyn Manson repitiendo unas frases de Willy Wonka, pero con su voz siniestra y acompañado de efectos, coros pandemoníacos y juraría que incluso sintetizadores. Acaba con la frase “Stop the boat”, que nos revela que la parte de la novela escogida es cuando los visitantes de la fábrica y el inolvidable chocolatero se introducen por el túnel oscuro.

Tras esta magnifica introducción, llega la canción “Cake and sodomy”, inspirada en una porno -no sabemos cuál, sólo que debía de incluir semen en cantidades pantagruélicas, por aquello de “white trash get down on your knees, time for cake and sodomy”-; los coros radican en orgasmos, o al menos, voces femeninas que lo parecen.

Lo que más me fascina de “Lucnbox” es sin duda su videoclip: difíciles de olvidar ese Manson tan yonki y ese Twiggy Ramírez tan andrógino y ambiguo (vedlo aquí); desde entonces se podían intuir las pretensiones estéticas del grupo. La canción viene inspirada en un hecho de la infancia del cantante, cuando golpeó con su lonchera a unos abusones. Sin embargo, y aunque me guste la canción, creo que en este disco hay muchas mejores.

Como, verbigracia, “Organ Grinder”. Poco que decir al respecto de esta canción, salvo que me encanta el sonido del órgano, que al pensar en la letra se me antoja la pedofilia -“what i want, is just your children…calliopenis envy from your daddy”- y que es tan o más sucia que “Cake and sodomy”.

“Cyclops” comienza referenciando a “Poltergeist II”, pero mejor hablemos de “Dope hat”, mi predilecta. Esta canción, a mi juicio, posee el ritmo más pegadizo del disco -me atreveria a decir casi de todos los discos de Mason-, con ese ambiente carnavalesco/burlesco, esa letra ambientada en las drogas y ese videoclip que nos lanza a una fábrica de chocolate en la que los niños están amordazados -pues a Manson le encanta asustar a los niños-, en la que los Oompa Loompas son unos bebedores y pervertidos, y en la que la ambiguedad de Twiggy Ramirez se acrecienta y se enarbola cuando Manson le besa ante unas letras que dicen “Boys taste like boys”.

Como “Get your gunn” no me llama tanto, me limitaré a copiar la wikipedia, fuente global de información y faltas ortográficas: “El tema «Get Your Gunn», estuvo enfocado sobre el suicidio de Budd Dwyer, un político estadounidense que se suicidó mientras concedía una conferencia de prensa televisada en vivo. La banda estadounidense de metal industrial Nocturne realizó una versión de esta canción”. Parece interesante, supongo.

“Wrapped in plastic” alude a “Twin Peaks” de David Lynch. En cuanto a “Dogma”, está inspirada en nada menos que “Pink Flamingos” de John Waters -que se merecerá una entrada junto al resto de la Trash trilogy dentro de poco-, cuando uno de los personajes grita “Burn, you fucker!” y acto seguido prende fuego a un remolque. La canción incluye gritos del cantante que parecen salir del mismísimo infierno.

“Sweet tooth” y “Snake eyes and sissies” parecen ofrecer más de lo mismo -en todo disco hay canciones de relleno-, en cambio “My monkey” está grabada con una voz de pito y recoge fragmentos de una entrevista que le hicieron a Charles Manson: “Sanity is a little box…makes you…breaks you…” Tiene una letra, por lo demás, absurda.

Por último, “Misery machine” es otra de mis favoritas. La guitarra me priva, la letra me priva, y además tiene ese imprevisible guiño a un soberbio tema de The playmates, “Beep, beep“, que introducen ralentizado para teñirlo de un tono parsimonioso y decadente, no tan ágil como el original. Al final de esta canción, a modo de guinda del pastel que conforma el maravilloso trabajo y tras medio minuto de silencio, se puede escuchar un extracto de diálogo de Mink Stole en “Desperate living”, igualmente de John Waters.

…TELL YOUR MOTHER I HATE HER!! TELL YOUR MOTHER I HATE YOU!!

http://rapidshare.com/files/280365108/MM_POAAF.rar